New York Cheese Cake sin gluten

Hacía tiempo que tenía yo ganas de hacer la tradicional New York Cheese Cake, o sea una tarta de queso de las de quitarse el sombrero. Es una delicia que gustará tanto a los amantes de las tartas de queso, como a los que no lo son tanto. Y como siempre sin gluten.

New York Cheese Cake sin gluten
New York Cheese Cake sin gluten

Suave, esponjosa, sabrosa, ligera y fundente a la vez… una tentación que no se puede evitar. Me inspiré en la receta de Maria Lunarillos pero, como decía Frank Sinatra My Way, o sea, a mi manera.

Ingredientes:

200 gr. de galletas sin gluten ( yo usé unas pasta que tenía de esa semana)

120 gr. de mantequilla

600 gr. de queso tipo philadelphia

3 quesitos

150 gr. de azúcar

2 cucharadas de harina Mix Dolci

3 huevos + 2 yemas

1 yogur griego

ralladura de medio limón

1 cucharadita de aroma o pasta de vainilla

Mermelada de fresas

Preparación

Precalentar el horno a 180º

  • Triturar las galletas y mezclar con la mantequilla.
  • Poner la masa de la galleta en el fondo de un molde desmoldable. Necesitáis más o menos galletas dependiendo de si queréis poner galleta también en el lateral o no. En esta ocasión yo forre también el lateral, pero creo que queda mejor solo en la base, así que la próxima vez solo cubriré el fondo.
  • Hornear la masa de galletas entre 10-15 minutos. Retirar y subir la temperatura del horno a 200º
  • Mientras horneas la base hacemos la masa de la tarta: Batir el queso philadelphia y los quesitos con las varillas para que quede cremoso. Añadir el resto de los ingredientes de uno en uno por este orden: azúcar + harina tamizada + ralladura de limón + vainilla + huevos (de uno en uno) + yemas. Finalmente el yogur griego.
  • Verter la mezcla en el molde con la galleta y hornear. Mantener durante 15 minutos el horno a 200º, pasado este tiempo bajar la temperatura a 100º y dejar la tarta que se haga poco a poco durante una hora. Pasado este tiempo apagar el horno y dejar dentro la tarta 1 hora más pero con la puerta del horno entreabierta.
  • Retirar del horno y dejar enfriar. Una vez fría cubrir la superficie con la mermelada de fresa. Meter en la nevera varias horas antes de consumirla.

20131124_160415

Si la haces de un día para otro queda genial, ya que se compacta más. Nosotros no pudimos esperar este tiempo ya que una comida familiar de domingo… no puede esperar. Todo el mundo aprobó con nota el postre. La verdad es que está… espectacular! pero si puedes esperar esas horitas y no caer en la tentación merece la pena, acabo de terminar el trocito que sobró de ayer…. y… celicatessen!

20131124_160550